Ir directamente a la información del producto
1 de 1

Editorial San Román

Sor Lucia en Tuy. Visión de la Santísima Trinidad (12-VI-1929)

Precio habitual €20,00 EUR
Precio habitual Precio de oferta €20,00 EUR
Oferta Agotado
Impuestos incluídos

 

EL AUTOR

Manuel de Santiago y González, nace en Goyán, Pontevedra (26-IV-1944). Ingresa en el Seminario Menor de Tuy en octubre de 1957 y en 1959 pasa al Seminario Mayor San José, donde completa el trienio filosófico y el cuadrienio teológico. Es ordenado sacerdote (23-VI-1968) por Fray José López Ortiz, obispo de Tuy-Vigo. Simultanea su ministerio en sucesivas parroquias de la diócesis, con la docencia primero en la Escuela Aloya y siete años más tarde, en la EFA A Cancela (Las Nieves), donde permanece durante 37 años. Publica en la Revista Palabra y en Telmus (publicación del Instituto Teológico San José, Seminario Mayor San José, de la diócesis de Tuy-Vigo). Es licenciado en Ciencias Eclesiásticas y Diplomado en Bioética (Los albores de la Bioética en Pío XII). Publica Mujeres Santas. Testigos del Amor de Dios (Ensayo sobre la mujer en la Edad Media, publicado en Amazon). Traductor del portugués al español de Los Pastorcitos de Fátima de la Editorial San Román. Es autor del libro Fátima 1917. Respuesta del Cielo a la Modernidad. Editorial San Román. Sobre todo y ante todo, es sacerdote de Jesucristo.

Convento de las religiosas Doroteas en Tuy (Pontevedra)

 

PÓRTICO

Ángel Rodríguez, sacerdote y licenciado en Derecho Canónico.

Me alegra, sobremanera, que el autor ponga al alcance del más variado público un nuevo estudio sobre uno de los temas que podemos calificar como muy interesantes en los trascendentales acontecimientos del siglo XX y comienzos del XXI.

Fátima, el acontecimiento y Fátima, la dimensión cósmica es una realidad a la que ha dedicado Manuel de Santiago muchas horas de investigación, estudio, comparación de criterios con otros estudiosos del tema, charlas, conferencias y un largo camino, a veces dificultoso, para clarificar temas y su gran significado teológico, humano e histórico; por eso, me complace recomendar, muy vivamente, su lectura.

 La estructura del libro y los diversos capítulos dan, fehacientemente, cuenta de la actualidad permanente del acontecimiento Fátima: La Señora del mensaje cumple su promesa; el eje de la tierra y esa "luz que es Dios" nos enmarca a cada hombre en los planes del Dios-Creador, que quiere manifestarnos su vida interior para nuestro bien y salvación, cuando toca los temas de la Santísima Trinidad y la revelación a sor Lucia de la visión de la Santísima Trinidad en la ciudad de Tuy (Pontevedra).

 Hay un capítulo que me parece fundamental y que es como la clave —porque así lo ha pedido la Señora del Rosario de Fátima— titulado "Concepto de sacrificio a la luz del mensaje de Fátima". Puede parecer a los ojos de nuestros contemporáneos un término poco actual, o si se quiere, "políticamente incorrecto", pero imprescindible para llegar a comprender el sentido exacto de Fátima. Me gustaría reiterar el genuino sentido del sacrificio humano y cristiano, que solo se comprende cuando hay amor, con estas palabras del gran escritor C. S. Lewis:

"Es esencial para el cristianismo recuperar el viejo sentido del pecado. Cristo da por supuesto que los hombres son malos. Mientras no reconozcamos que la presunción del Señor es verdadera, no formaremos parte de la audiencia a la que van dirigidas sus palabras, aun cuando pertenezcamos al mundo que Él vino a salvar" (El problema del dolor, IV. La maldad humana).

Espero que este libro sirva para la gloria de Dios, alabanza a nuestra Señora y bien de todas las almas que se acercan a su lectura.